Mantenimiento Preventivo

Consiste en una acción periódica sobre las instalaciones de corrientes débiles existentes (los sistemas de seguridad electrónicos) cuyo propósito es restaurarlos a su mejor condición operativa por medio de diagnosticar, limpiar, calibrar y efectuar reparaciones indicadas por el fabricante. Para garantizar su correcto funcionamiento, las mantenciones se recomiendan mensualmente, pero mínimo 3 veces al año. Al término de la ejecución de la mantención, entregamos además, un informe con los hallazgos y recomendaciones para corregir, actualizar o mejorar aspectos funcionales de estos equipos.

Mantenimiento Correctivo

En general se trata de una propuesta de corrección de los hallazgos que no fue posible eliminar en la visita de mantención preventiva.